Va a hacer 2 meses desde que empezamos con esta pandemia de coronavirus suspendiendo todo lo que era nuestra vida normal en el centro respecto a trabajo y forma de vida, pasando a estar confinados cada uno en nuestra habitación.

Para mi particularmente el cambio ha sido enorme. Puedo decir que lo estoy llevando bastante bien, he pasado de hacer gimnasia con los fisios y ayudarles en su trabajo con los mayores y de paso mis ejercicios, a estar en mi habitación. El tiempo pasa rápido con la ayuda de mi amigo y entrenador Adrián, tengo todo o casi todo lo que hacía en las clases. Tengo en mi habitación las pesas y los ejercicios para cada día. Todos los días ando 4 km dando vueltas.

Echo mucho de menos a Adrián, que desde que estoy aquí he tenido mucha confianza con el y le he contado todo. Sabe mi vida y todo lo que hago, pasando muchas horas con el charlando (ahora puedo menos). Y a mis queridas Almudena, Esther y Natalia. No puedo olvidar a sus compañeros Carlos, Leticia y ahora también a Alicia.

Para todos los residentes, aconsejarles que se entretengan con la televisión, y a los que les guste, que lean. Sobre todo están tranquilos y no perder nunca el humor.

A todos los auxiliares, enfermeras, asistentes sociales (Marta y Yeye), a nuestra psicóloga Susana que está pendiente de todos nosotros, a los cocineros que se preocupan de que no nos falta de nada de comer y variado.

A Carolina que poco a poco procura ponernos guapos.

Los de mantenimiento para que todo el jardín esté bonito, y arreglarnos cualquier cosa que se estropee.

Al servicio de limpieza.

Gracias a todos los que pasan a verme y charlar un rato.

A Begoña con la que hablo por la ventana, y en particular a mi querida «Julieta» Analia que todos los días viene a mi ventana (yo soy Romeo).

A nuestras supervisoras Raquel, Mabel y Marisa que todo lo organizan y su labor es enorme.

Creo que al escribir esto me quedo a gusto. Es un desahogo.

Espero y deseo que todo pase pronto. Hasta entonces recibid todos un fuerte abrazo y un beso de vuestro amigo.

Fdo: Agustín Vidarte

PD. Un abrazo para mi querida Cristina, nuestra directora, que tan estupendamente lo está organizando. ¡Un beso Cristina!