Tras la pandemia que estamos padeciendo desde el pasado mes de marzo, me dirijo a todos vosotros, trabajadores, amigos y familiares para deciros lo importante que está siendo vuestra ayuda y ánimo en estos momentos.

A pesar de lo duro que está siento esto, tengo que agradecer a Cristina, la directora y a todos los trabajadores, su estupendo comportamiento, la forma de tratar y cuidar a todos. No ha faltado ningún cuidado y cariño en los malos momentos.

Además, quiero nombrar a toda mi familia que no deja de preocuparse por mí. Os quiero.

Recibid todo un fuerte abrazo, besos y mi cariño.

Siempre vuestro amigo, Agustín Vidarte.